Utilizar la Tarjeta de Crédito es Seguro para Hacer Compras en Línea

Por lo general, los clientes tienen pocas opciones cuando se trata de pagar por sus compras en línea. Tarjetas de crédito, tarjetas de débito y cheques. También podemos añadir la transferencia de dinero en sitios especializados tales como PayPal, pero no todos los sitios Web la aceptan. Si usted está buscando una manera segura de pagar en línea, probablemente su mejor opción sería utilizar una tarjeta de crédito.

La razón por la cual las tarjetas de crédito son más seguras en línea se debe a que los clientes que las utilizan están protegidos por leyes diferentes. Por ejemplo, si algo malo sucede y alguien consigue obtener los datos de su tarjeta de crédito y la utiliza para pagar algo, se abre una investigación y usted puede pelear por esos gastos. Una vez comprobado que usted, en realidad, no ha hecho esos gastos y de que su tarjeta ha sido utilizada por otros, no estaría, por lo tanto, obligado a pagar esa cantidad de dinero robada. Quizás, le pueden pedir a usted pagar unos costes adicionales que pueden alcanzar los 50 dólares, pero esto no suele pasar tanto.

Una tarjeta de débito puede ofrecer datos valiosos para los ladrones, pudiendo alcanzar grandes pérdidas. Los cheques también entran en esta categoría y ambos están menos protegidos contra las estafas en línea que las tarjetas de crédito.

Otra cosa que fortalece la seguridad de su tarjeta de crédito es el hecho de que existe una ley que impide a las tiendas dar información de su tarjeta de crédito a otra compañía sin su propio consentimiento. Básicamente, la tienda desde donde hace usted la compra no puede dar los datos de su tarjeta de crédito a otras empresas para hacerle cargo de otros servicios.

Los servicios de transferencia de dinero también pueden ser una fuente de problemas, ya que los estafadores pueden pedir que le permita transferir su dinero a una empresa fantasma. Estos suelen ser difíciles de rastrear y el hecho de que son casi instantáneos hace que sea muy fácil para ellos coger su dinero y desaparecer. Trate usted de usar las transferencias de dinero sólo para enviar dinero a la gente en quien confía y conoce, y no a los vendedores en línea que no parecen al 100% seguros.

Siempre preste atención a la página Web antes de dar su información personal y asegúrese de que es un sitio seguro.